Páginas vistas en total

viernes, 24 de febrero de 2012

ORACIÓN - EUCARISTÍA

La tradición cristiana contiene tres importantes expresiones de la vida de oración: La oración vocal, la meditación y la oración contemplativa. La tres tienen en común el recogimiento del corazón. (Catecismo Iglesia Católica, 2722)

Por medio de su Palabra, Dios habla al hombre. Por medio de palabras, mentales o vocales, nuestra oración toma cuerpo. Pero lo más importante es la presencia del corazón ante Aquel a quien hablamos en la oración. (C.I.C, 2700)

La meditación es, sobre todo, una búsqueda. (C.I.C. 2705)

… La contemplación es la expresión más sencilla del misterio de la oración. Es un don, una gracia; no puede ser acogida más que en la humildad y en la pobreza. (C.I.C. 2713)

La contemplación es escucha de la Palabra de Dios. Lejos de ser pasiva, esta escucha es la obediencia de la fe, acogida incondicional, adhesión amorosa… (C.I.C. 2716)


La Eucaristía significa y realiza la comunión de vida con Dios y la unidad del Pueblo de Dios por las que la Iglesia es ella misma. En ella se encuentra a la vez la cumbre de la acción por la que, en Cristo, Dios santifica al mundo, y el culto que en el Espíritu Santo los hombres dan a Cristo y por él al Padre. (Eucharisticum mysterium, 6)


No hay comentarios:

Publicar un comentario