Páginas vistas en total

miércoles, 1 de febrero de 2012

ESPERANZA EN LA ACTIVIDAD MISIONERA


El Evangelio fue el fermento de la libertad y del progreso en la historia humana, incluso temporal, y se presenta constantemente como germen de fraternidad, de unidad y de paz.  No carece, pues, de motivos, celebrar a Cristo como “Esperanza de las gentes y Salvador de ellas”. (Ad Gentes, 8)

No hay comentarios:

Publicar un comentario