Páginas vistas en total

martes, 13 de marzo de 2012

TESTIMONIO


La Buena Nueva debe ser proclamada, en primer lugar, mediante el TESTIMONIO. (Evangelii Nuntiandi, 21)

Esta evangelización se debe realizar a través del testimonio personal y comunitario que se expresará, de manera especial, en el contexto del mismo compromiso temporal. (Medellín, 7, 13)

El verdadero testimonio de los cristianos es la manifestación de las obras que Dios realiza en los hombres… (Puebla 970)

Los verdaderos cristianos, unidos a Jesús, dan a su vez este mismo testimonio (de Cristo). Por sus obras, testifican el amor que el Padre tiene a los hombres, el poder salvador con que Jesucristo libera del pecado y el amor que ha sido derramado por el Espíritu que habita en ellos, capaz de crear verdadera comunión con el Padre y los hermanos. (Puebla, 968)

El testimonio de una Iglesia pobre, puede evangelizar a los ricos que tienen su corazón apegado a las riquezas, convirtiéndolos y liberándolos de esta esclavitud y de su egoísmo. (Puebla, 1156)

Tenemos conciencia de que la transformación de estructuras en una expresión externa de la conversión interior. Sabemos que esta conversión empieza por nosotros mismos. Sin el testimonio de la Iglesia convertida serían vanas nuestras palabras de pastores. (Puebla, 1221)

No hay comentarios:

Publicar un comentario