Páginas vistas en total

sábado, 20 de noviembre de 2010

SIN MIEDO A HABLAR DE LO QUE PENSAMOS

EN BUSQUEDA SOBRE DIOS


Muchas veces las posturas obstinadas acaban por convirtirse, seguramente, en un obstáculo para seguir con alguna conversación, sobre cosas de las que, quizá, son pocas las veces las que hablamos.

Y es verdad que, a veces, la cuestión es de temer perder la razón (sobre todo cuando nos vamos haciendo mayores), pues hasta podemos vivir  creyendo cosas que no son, pero es que no queremos cuestionárnoslas..., no sea que nos demos cuenta de que hemos vivido en el error.

Así, nos ponemos en guardia, incluso puede que nos cerremos al diálogo, cuando tratamos temas viscerales y, por tanto que tocan nuestras fibras más sensibles (como son nuestras creencias religiosas, tal vez también políticas o de entender la belleza y la armonía); pues, al fin y al cabo, constituyen una importante parte de nuestras vidas, ya que lo normal es que, si somos conscientes de lo que hacemos, nos vamos moviendo en función a unas creencias, de nuestra manera de pensar (incluidos el valor que damos al dinero o al poder, a tener hijos o a soñar y querer creer que el mañana puede ser mejor que el ayer).

Quizá (puede ser, no digo que no), a mí me falte a mucha “cultura” de lo actual y no llegue a dónde otras personas han llegado. Por eso, de verdad, lo digo aquí, ahora: estoy abierto a que alguien me pueda ofrecer sus razonamientos, por los que se atreve a asegurar la no existencia de Dios. La verdad es que, acaso, nunca escuché con atención ciertas motivaciones... y hasta puede haber estado cerrado a escuchar otras verdades a las que nunca atendí, por parecerme tan alejadas a mis razonamientos y creencias.

Yo tengo mis certezas. Creo que podría decir algo, al respecto de mi estar en búsqueda de muchas cosas, también sobre “mis descubri-mientos” sobre Dios; pero no todo lo tengo tan completamente claro como para no estar abierto a escuchar otras opiniones... y razona-mientos. Hoy quiero estarlo, soy todo oídos; bueno o todo ojos para leer.

Al respecto:  hoy día, mucha gente, muy fácilmente, se arriesga a negar, hasta rotundamente,  la existencia de Dios. Y yo me pregunto ¿cómo se puede negar la existencia de algo o alguien que no conocemos? Se pueden afirmar las certezas, por saber que es real lo que hemos visto y oido;  pero no se puede aseverar un desconocimiento, un no saber , un dudar... El astronauta Yuri Alekséyevich Gagarin, primer hombre en el espacio (abril 1961), pudo afirmar “aquí no he visto a ningún Dios”, era su evidencia; pero lo que nunca dijo ni podría decir es “no existe” (pues estaría asegurando algo que él no podía asegurar.

Hablan del nefasto testimonio que dan muchas personas religiosas y, sobre todo, los sacerdotes, obispos, el papa; del gran negocio que  se montan en torno a las creecias religiosas de la gente, a base de engañar a sus “fieles”, prometiendo cosas que no tienen base científica ninguna, etc., etc.  Por ejemplo, se dice (más de una vez lo escuché), que nadie ha venido para decir lo que hay en el más allá.

Pues bien: al respecto yo digo que en lo primero tienen razón:  en todas partes hay “vivos” que se lo montan “divinamenete” a base de tener a la gente “enganchada” en ciertos “cultos muy rentables”.

A lo segundo puedo decir que sí, que sí han venido para decir “algo”, al respecto: a mi me consta que vino un tal Yeshúa (Jesús de Nazareth), del que hay total certeza de que vivió en la Galilea de los años 30, hijo de un artesano, y del que se sabe, con toda certeza y rigor histórico, que (en fidelidad a su creencia, entregándose hasta el final) murió crucificado en tiempos de Poncio Pilato,  por proclamar unas verdades que herían a los poderes fácticos de su tiempo, por levantarse contra el Imperio romano. Pero hay testimonios de que este hombre resucitó. Quizá nos se pueda desmostrar categóricamente de que manera lo hizo... pero sus discípulas y discípulos lo sintieron vivo y presente. Y ello les cambió sus vidas definitivamente.

Yo acepto que aún me falta mucha información sobre quien es Dios. Soy consciente de que yo no lo se ya todo y que hay ¡tanto...! que aún desconozco (por eso sigo buscando, leyendo-estudiando y meditando). No quiero quedarme como (me da la impresión de que lo hace mucha gente) conforme con mi ignorancia, y renunciar a seguir ahondado en el conocimiento del Padre de la Vida.

Gracias por escucharme-leerme, y sabed que espero otras pistas.

Un abrazo grande.

                                                                José-María





domingo, 14 de noviembre de 2010

ESCUCHAMOS...

ESCUCHAMOS...

JAVIER MELLONI RIBAS: 
“Me apasiona todo aquello que contenga Verdad, Belleza y bondad, venga de
donde venga y vaya hacia donde vaya, porque todo proviene de la misma Fuente.”
Nací en Barcelona en 1962 como cuarto hijo de cinco hermanos, de padre italiano y madre catalana. Entré en la Compañía de Jesús a los dieciocho años y desde entonces la semilla que se plantó en este terreno fértil ha ido creciendo. No hubiera crecido tanto en otro lugar y por ello amo la tierra que me nutre. Es abierta, le toca el sol y hay una simpática diversidad de especies que convivimos con mutuo respeto.

ENTREVISTA:

-  ¿Cuándo supiste que Dios era tu camino?
 
- Se manifestó a los catorce años en forma de un Amor incandescente.Irrumpía a ráfagas en mí y me llamaba a entregarme del todo a ese Fuego. Amor pedía amor para dar combustible a esas llamas.

- ¿Cómo ha ido evolucionando tu fe a lo largo de estos años?
 
- De un modo paulatino e irreversible. Estudié primero antropología y ello me sacó de mi eurocentrismo y y también de mi cristianocentrismo. Empecé a vislumbrar sabidurías que complementaban a la nuestra sin oponerse entre ellas. Tenía la impresión de que comenzaban donde en Occidente habíamos acabado. Pero la experiencia definitiva fue la estancia de nueve meses que pasé en la India hace ahora doce años. Nueve meses: el tiempo de una nueva gestación y la ocasión de un nuevo nacimiento. La India supuso encontrarme con una civilización milenaria cuyas alturas espirituales llegan a los Himalayas. Yo conocía los Pirineos y los Alpes, pero no había sospechado que pudiera haber nieves tan puras y valles tan profundos. Pobreza y riqueza significan allí cosas muy diferentes que en Occidente, sin negar que tienen que resolver problemas sociales muy serios.
 
- El diálogo interreligioso, ¿permite priorizar a Dios en lugar del dogma, la tradición, la cultura?
 
- Lo que permite el diálogo interreligioso es dos cosas: descubrir que la propia tradición religiosa es sólo un acceso posible al Misterio y a la vez permite abrirse a la riqueza espiritual de la humanidad, que hoy percibimos como un patrimonio común y necesario para dar respuesta a los grandes retos que tenemos como personas y como especie.
 
- ¿Qué hizo despertar en ti el interés por otras religiones y filosofías como el hinduismo, budismo, zen, …?
 
- La búsqueda de la interioridad y el modo de acceder al corazón de la Realidad. El Dios personal bíblico es de una gran belleza pero con frecuencia es demasiado antropomórfico. Por otro lado, la teología cristiana del S. XX estaba marcada por la muerte de Dios preconizada por Nietzsche y por Auswichzt. Sin negar el escán-dalo del mal, yo percibía su presencia, su discreta presencia en todo y nuestra teología y filosofía sobre la ausencia de Dios no me satisfacía. Era demasiado mental. Buscaba un silenciamento capaz de revelar su presencia en todo. Y esto es lo que aportan sobre todo los caminos de oriente: la sabiduría del silenciamien-to para que entonces la Presencia hable.
 
- ¿En qué se han equivocado las religiones para causar cierto rechazo cuando la búsqueda de sentido de vida es inherente al ser humano?
 
- Las religiones se han equivocado en su pretensión de totalidad, que les ha hecho secuestrar el Misterio. Cada una ha pensado que agotaba los caminos  hacia el Absoluto absolutizando su propio camino, en lugar de aceptar y de  alegrarse de que puedan haber otros múltiples accesos para llegar a esa misma Plenitud.
 
- La Espiritualidad y el crecimiento personal están tomando gran relevancia en nuestra sociedad ¿Qué crees que está motivando esta vuelta a lo trascendente?
 
- Creo que hay dos razones: por un lado vemos que el ritmo frenético que nos
hemos impuesto para lograr más bienestar material nos produce un vacío
espiritual porque no cuidamos esa profundidad que nos constituye como seres
humanos. Por otro lado, *estamos descubriendo que no es necesaria la rigidez
de una determinada religión para ir en busca de la trascendencia. Vamos entendiendo que la verdadera experiencia espiritual no encierra sino que abre.

- Espiritualidad, creencia y religión son diferentes. ¿Qué tienen en común?
 
- Podríamos decir que las religiones son las copas; la espiritualidad, el vino; las creencias, las denominaciones de origen de cada vino, y la mística es beber de ese vino hasta embriagarse. Cuando se confunde la copa con el vino y el vino con la experiencia de beberlo es cuando surgen los conflictos. ¿Son necesarias las copas para beber el vino? Unos considerarán que sí, y serán practicantes de una determinada tradición. Otros preferirán beber el vino directamente de la bota, con el riesgo de que se les escape entre las manos o no sepan ponerle límite. Lo característico de nuestro tiempo es que cada cual es libre y responsable de sus propias decisiones, sin amenazas que nos infantilicen.
 
- Los ejercicios espirituales que propones en la Cova de Sant Ignasi 
http://www.covamanresa.cat/ combinan oración, respiración, meditación. ¿Qué
se consigue?
 
- Hace quinientos años, Ignacio de Loyola se retiró durante un año en una cueva a la entrada de Manresa a hacer de ermitaño. Antes había pasado por Montserrat donde aprendió algunos métodos de oración. Durante meses en la cueva fue traspasando capas de su ser atravesando infiernos y culpabilidades hasta llegar a un lugar de pura luz. Todo ello lo fue anotando en un cuaderno que luego se convertirían en los Ejercicios Espirituales, una de las pocas prácticas iniciáticas que existen en Occidente. Actualmente existe una casa de espiritualidad cons- truida sobre esta cueva donde tratamos de actualizar la propuesta de San Ignacio con elementos de Oriente, como el Yoga, Chi Kung, dieta vegetariana, etc.

- Es bueno y necesario retirarse de vez en cuando para hacer una revisión de vida. Puede ser revelador,  pero lo ideal es poder estar en paz y armonía en el día a día: en el atasco yendo a trabajar, en la cola del súper, etc. ¿Cómo se consigue?
 
- Poniendo conciencia a cada acto que hacemos. Al tomar conciencia, se abre  un espacio entre nosotros y la situación y este espacio se llena de autopresencia y de Presencia. Además de esto, me parece indispensable que al comenzar y al acabar el día uno disponga de un tiempo –su duración depende de cada cual en el que disponerse a ofrecer a lo que ese día viviré y al acabar el día, recogerse para agradecerlo y ofrendarse de nuevo.
 
- Escucharnos y escuchar ¿Por qué nos cuesta tanto?

- Porque vivimos extrovertidos. Pensamos que todo vendrá de fuera y corremos
y corremos tras ello sin darnos tiempo de recibir lo que estamos buscando y
que ya está ahí pero no lo percibimos.
 
- El valor del silencio…
 
- El silencio no es la ausencia de ruido sino de ego. El ruido del ego es el  murmu-llo continuo de lo que hay que conseguir o que defender. El silencio,  en cambio, es el acallamiento de ese murmullo, un estado de apertura y de  agradecimiento ante una Presencia que está permanentemente en todo y a la que se llega por medio de la autopresencia.
 
- ¿Qué nos recomendarías para acallar el ruido mental que tantas veces nos acompaña?
 
- Lo más básico y sencillo es tomar conciencia de la respiración y entrar en ella. La respiración contiene el ritmo fundamental de la vida: acoger y entregar, recibir y ofrecer. Además de los espacios más largos que deberíamos cuidar al comenzar y acabar el día a los que me he referido anteriormente, durante la jornada también es muy bueno detenerse por unos momentos y escuchar este ritmo de la respiración para percibir que la vida se nos está dando continuamente como don, mucho antes de que pretendamos conseguir algo. Lo más importante se es ofrecido continuamente y no nos enteramos. Conectar con la respiración es el modo más sencillo, más cercano, más inmediato de sumergirse en el don continuo en el que somos, nos movemos y existimos.
 
- ¿Qué es para ti el AMOR?
 
- Plenitud compartida. Cuanto más se comparte, más plenitud genera.

- El valor de la gratitud…
 
- Es el retorno a la inocencia y una de las actitudes más nobles del ser humano. En cambio, la exigencia y la sospecha engendran monstruos.
 
- La madurez en la oración…
 
- Está en no pedir nada sino abrirse a la Presencia que está siempre en todo. Orar es abrirse y recibirse desde la profundidad que late en todo.
 
- ¿Dónde reside la paz?
 
- En aceptarlo todo y aceptarse del todo. Entonces, dejamos que se manifieste esa Presencia que está en la transparencia del ahora recibido sin condiciones ni expectativas.
 
- Las Enfermeras cuidamos de las personas en su globalidad y complejidad. La dimensión espiritual, que no tiene porque ser religiosa,  toma especial relevancia en situaciones de enfermedad o final de vida. ¿Qué opinas de este aspecto del cuidado?
 
- Las enfermeras estáis presentes en un momento límite de las personas, como
es la enfermedad, el dolor o la cercanía de la muerte, el último viaje. Es un momento propicio para que caigan los mecanismos de defensa y se entreabra esa dimensión que puede estar olvidada, relegada, o negada. Escuchar el  momento de cada paciente para dejar que se abra en él esos poros de su piel  es una tarea sagrada. Cuanto más se trabaja y escucha uno interiormente, más
capacidad hay para escuchar lo que late en la otra persona y encontrar las palabras, gestos y silencios adecuados para conectarle con esa dimensión que
le pertenece.

- ¿En qué proyectos estás trabajando actualmente?

- Tengo proyectos en los tres ámbitos en los que me muevo: la docencia, el
acompañamiento espiritual y la escritura. En la docencia, ir profundizando en la mística comparada entre las tradiciones espirituales. En las propuestas de acompañamiento espiritual, ir creciendo en el camino de la no-dualidad. En el campo de la escritura, tengo varios libros comenzados. Trabajo como un pintor o un escultor en su taller, que tiene varias piezas  comenzadas a la vez, en función de encargos o de impulsos personales. Pero,  en verdad, el proyecto más importante de todos es llegar a no tener proyectos y dejarme configurar desde el fondo de mi ser por la Presencia que en todo momento nos engendra.

- ¿Qué te apasiona?

- Todo aquello que contenga verdad, belleza y bondad, venga de donde venga y
vaya hacia donde vaya, porque proviene de la misma Fuente.

- ¿Qué nos recomiendas para cuidar nuestra salud espiritual?
 
- Saber lo que nos nutre y darnos tiempo para ello. *Las cosas esenciales son de orden diario: el comer, el dormir, la higiene. También ha de ser diario el tiempo de nutrirse interiormente si queremos tener salud espiritual.
 
- ¿Quieres compartir algo más con nosotros?
 
- Todo. Nada nos pertenece. Así que lo desearía compartir todo.
 
- ¿Nos regalas una oración?
 
- ¡Oh Profundidad infinita que asomas por doquier!,
   danos la obertura de la mente y del corazón
   para que podamos reconocerte en todo.
   Que cada instante sea el camino por el que volvamos a ti
   del mismo modo que tú vienes a nosotros en cada situación.
   Que todo momento sea la oportunidad y la celebración
  de este encuentro que se hace transparente a tu Presencia.


INVITACIONES

Si te sientes llamada o llamado a la promoción humana y el desarrollo con los pueblos del Sur,

OCASHA (organización no gubernamental para la cooperación solidaria con América latina y África)

TE INVITA a un Encuentro para ponerte en camino y participar en un proceso de formación como laico misionero.

Contactar con:

OCASHA-CcS
c/ José Marañon, 3 - 28010, MADRID
Tfno.: 91 445 40 22
e-mail: ocasha-ccs@planalfa.es
www.ocasha-ccs.org

jueves, 11 de noviembre de 2010

COMPARTIENDO LA ESPERANZA

Piensa

 

Piensa también
con los pies
sobre el camino
cansado
por tantos pies caminantes.

Piensa vital, conviviente,
Conflictivamente hermano,
Tiernamente compañero.
Piensa vital, conviviente,
Conflictivamente hermana,
Tiernamente compañera.

Piensa también
Con las manos
Sobre el arado
Gastado
Por tantos surcos abiertos.
Piensa también con los ojos
sobre el futuro
soñado
por tantos amaneceres.

Piensa también, sobre todo,
con el corazón
abierto
a todos los corazones
que laten igual que el tuyo,
como hermanos,
peregrinos,
heridos también de vida,
heridos quizá de muerte.

     Pedro Casaldáliga 




Cada día la Esperanza

 

No ha lugar a la tristeza,
no ha lugar a la desidia,
no ha lugar a la mentira.

Cada día la esperanza, cada día.
No ha lugar a la ceguera,
No hay lugar para la envidia,
No ha lugar a la miseria.

Cada día la esperanza, cada día.
No ha lugar al hambre injusto,
ni a la guerra caliente ni a la fría,
ni al tercero ni al cuarto de los mundos.

Cada día la esperanza, cada día.
No ha lugar a la interperie,
ni al decreto que da muerte a la utopía,
ni a un niño sin escuela y sin zapatos.

Cada día la esperanza, cada día.
No ha lugar al fanatismo,
ni a los dogmas que amordazan la alegría,
 ni a la pena de muerte, ni al embargo.

Cada día la esperanza, cada día.
¡Perdonad por tanto “no”, “no” tan amar­gos!

Yo canto casi siempre a la alegría,
mi canto es un esfuerzo cotidiano
pidiendo un decreto de amnistía
para el mundo y la gente a la que amo.

Mezclado con la rabia y con el llanto,
sereno, yo me agarro a esta porfía;
alzando con más gente un gran canto
cada día a la esperanza, cada día.

No tengo ningún miedo al desencanto,
que no habrá ya más lágrimas baldías
si canto con vosotros, siempre, un canto
cada día a la esperanza, cada día. •

(Leído en “Utopía”)



AHORA

“Este tiempo presente es maravilloso don de Dios.

… Pero si trabajo –o quiero trabajar- para la gloria de Dios únicamente, tengo que poner grandísimo cuidado en una sola cosa: en hacer Su voluntad y no la mía.

Si hago EN VERDAD la voluntad de Dios, ya no soy yo, sino Dios quien vive en mí, y entonces, ¿qué preocupaciones puedo tener? ¿Qué incertidumbres me pueden embargar? Nunca puedo fracasar. Pase lo que pase.

AHORA  es el tiempo de ACTUAR.

AHORA es el tiempo de los TESTIMONIOS, y no de las apologías.

AHORA es el tiempo de mirar, no lo QUE hago, sino COMO lo hago.

AHORA es más importante pegar carteles en las calles para el servicio de Dios, que hacer cosas muy destacadas por mi capricho.

AHORA es el tiempo que me da Dios –con su Gracia- para santificarme. Nadie puede ni podrá santificarme ni en pasados ni en futuros, sino en presentes.

AHORA los incrédulos necesitan ver brillar en otros la antorcha de la fe.

AHORA conviene que yo realice buenas obras, para que sea alabado el Padre que está en los cielos.

AHORA es uno de los momentos fundamentales de mi vida; el otro es el de la muerte. Por eso imploramos constantemente a Dios, para que seamos capaces de velar, orar y actuar con Él y para Él.

… y AHORA soy responsable de la marcha de OCASHA - CcS.


(tomado de Guillermo. Rovirosa, Bol. 4-1948)



Una canción y un ruego

Sólo le pido a Dios,
Que el dolor no me sea indiferente,
Que la reseca muerte no me encuentre,
Vacío y solo sin haber hecho lo suficiente.

Sólo le pido a Dios,
Que lo injusto no me sea indiferente,
Que no me abofeteen la otra mejilla,
Después que una garra me arañó ésta suerte.

Coro:
Sólo le pido a Dios,
Que la guerra no me sea indiferente,
Es un monstruo grande y pisa fuerte,
Toda la pobre inocencia de la gente,
Es un monstruo grande y pisa fuerte,
Toda la pobre inocencia de la gente.

Sólo le pido a Dios,
Que el engaño no me sea indiferente,
Si un traidor puede más que unos cuantos,
Que esos cuantos, no lo olviden fácilmente.

Sólo le pido a Dios,
Que el futuro no me sea indiferente,
Desahuciado esta el que tiene que marchar,
A vivir una cultura diferente.





OPCIÓN  PRIMERA


Amar la vida
por encima de todo,
desde lo más alto.

Amar la vida
por debajo de todo,
desde lo más profundo.

Amar la vida
por el interior de ella,
desde dentro de ella.

Amo la vida
porque es el camino...
que me acercó a ti. 

          José-María Fedriani


VOLUNTARIADO EN SOLIDARIDAD CON LOS PAISES DEL SUR

EL MUNDO PUEDE CAMBIAR



      Nosotros lo creemos:

      Contigo ¡podemos hacerlo!



   ¿Sabes algo de OCASHA-CcS?

Ø    A lo mejor es el momento de que te pongas en contacto con esta ONGD

CARTELES






ALBUM DE FOTOS
















VINCULOS

http://www.revistautopia.org/2010/otra-iglesia-es-posible/



http://www.congde.org/


http://nando-elperegrino.blogspot.com/


http://senderosdemision.wordpress.com/author/anacruzyantoniog/

http://www.eurosur.org/deudaexterna/http://www.mundocooperante.org/


http://haitisigloxxi.es/


http://blogs.21rs.es/


http://blogs.21rs.es/papasblandiblup/




http://blogs.tvpublica.com.ar/internacional/2009/11/14/cambio-climatico-2/




http://www.atrio.org/

CARTAS

Carta de SACERDOTE  CATOLICO AL NEW YORK TIMES 


Querido hermano y hermana  periodista:

Soy un simple sacerdote católico.  Me  siento feliz y orgulloso de mi vocación. Hace veinte años que vivo  en Angola como misionero.

Me da un gran dolor por el profundo  mal que personas, que deberían de ser señales del amor de Dios, sean un puñal en la vida de inocentes. No hay palabra que justifique  tales actos. No hay duda que la Iglesia no puede estar, sino del  lado de los débiles, de los más indefensos. Por lo tanto todas las  medidas que sean tomadas para la protección, prevención de la  dignidad de los niños será siempre una prioridad  absoluta.

Veo en muchos medios de información, sobre todo en  vuestro periódico la ampliación del tema en forma morbosa, investigando en detalles la vida de algún sacerdote pedófilo. Así  aparece uno de una ciudad de USA, de la década del 70, otro en Australia de los años 80 y así de frente, otros casos recientes… Ciertamente todo condenable! Se ven algunas presentaciones  periodísticas ponderadas y equilibradas, otras amplificadas, llenas  de preconceptos y hasta odio.

¡Es curiosa la poca noticia y desinterés por miles y miles de sacerdotes que se consumen por millones de niños, por los adolescentes y los más desfavorecidos en  los cuatro ángulos del mundo! Pienso que a vuestro medio de  información no le interesa que yo haya tenido que transportar, por caminos minados en el año 2002, a muchos niños desnutridos desde  Cangumbe a Lwena (Angola), pues ni el gobierno se disponía y las  ONG’s no estaban autorizadas; que haya tenido que enterrar decenas  de pequeños fallecidos entre los desplazados de guerra y los que han  retornado; que le hayamos salvado la vida a miles de personas en  México mediante el único puesto médico en 90.000 km2, así como con  la distribución de alimentos y semillas; que hayamos dado la  oportunidad de educación en estos 10 años y escuelas a más de  110.000 niños...

No es de interés que con otros sacerdotes hayamos tenido que socorrer la crisis humanitaria de cerca de 15.000  personas en los acuartelamientos de la guerrilla, después de su rendición, porque no llegaban los alimentos del Gobierno y la ONU.  No es noticia que un sacerdote de 75 años, el P. Roberto, por las noches recorra las ciudad de Luanda curando a los chicos de la  calle, llevándolos a una casa de acogida, para que se desintoxiquen  de la gasolina, que alfabeticen cientos de presos; que otros  sacerdotes, como P. Stefano, tengan casas de pasaje para los chicos  que son golpeados, maltratados y hasta violentados y buscan un refugio.

Tampoco que Fray Maiato con sus 80 años, pase casa  por casa confortando los enfermos y desesperados. No es noticia que más de 60.000 de los 400.000 sacerdotes, y religiosos hayan dejado su tierra y su familia para servir a sus hermanos en una leprosería, en hospitales, campos de refugiados, orfanatos para niños acusados  de hechiceros o huérfanos de padres que fallecieron con Sida, en escuelas para los más pobres, en centros de formación profesional, en centros de atención a seropositivos… o sobretodo, en parroquias  y misiones dando motivaciones a la gente para vivir y  amar.

No es noticia que mi amigo, el P. Marcos Aurelio, por  salvar a unos jóvenes durante la guerra en Angola, los haya  transportado de Kalulo a Dondo y volviendo a su misión haya sido  ametrallado en el camino; que el hermano Francisco, con cinco  señoras catequistas, por ir a ayudar a las áreas rurales más  recónditas hayan muerto en un accidente en la calle; que decenas de  misioneros en Angola hayan muerto por falta de socorro sanitario,  por una simple malaria; que otros hayan saltado por los aires, a  causa de una mina, visitando a su gente. En el cementerio de Kalulo  están las tumbas de los primeros sacerdotes que llegaron a la  región…Ninguno pasa los 40 años.
No es noticia acompañar la vida  de un Sacerdote “normal” en su día a día, en sus dificultades y  alegrías consumiendo sin ruido su vida a favor de la comunidad que  sirve.

La verdad es que no procuramos ser noticia, sino simplemente llevar la Buena Noticia, esa noticia que sin ruido comenzó en la noche de Pascua. Hace más ruido un árbol que cae que un bosque que crece.

No pretendo hacer una apología de la  Iglesia y de los sacerdotes. El sacerdote no es ni un héroe ni un neurótico. Es un simple hombre, que con su humanidad busca seguir a Jesús y servir sus hermanos. Hay miserias, pobrezas y fragilidades como en cada ser humano; y también belleza y bondad como en cada  criatura…

Insistir en forma obsesionada y persecutoria en un tema perdiendo la visión de conjunto crea verdaderamente caricaturas ofensivas del sacerdocio católico en la cual me siento ofendido.

Sólo le pido amigo periodista, busque la Verdad, el Bien y la Belleza.
Eso lo hará noble en su profesión.

En  Cristo,  P. Martín Lasarte sdb

SÍ: ES POSIBLE

Para quienes creen y saben certeramente
 que OTRO MUNDO ES POSIBLE