Páginas vistas en total

domingo, 3 de julio de 2011

LA REALIDAD

  
Recientemente hemos tenido la oportunidad de escuchar a Arcadi Oliveres, que nos ha despertado algunas inquietudes.

                               

Arcadi Oliveres, que es el presidente de la Asociación Justicia y Paz de Barcelona, desde 2011; cuenta con diversas publicaciones y es el destinatario de diversos premios. En su interesante ponencia sobre el análisis de la realidad actual (como quien hace un diagnóstico de una enfermedad para luego sugerir algunas terapias adecuadas), nos hace énfasis en el problema de la información (desinformación) que nos lleva a estar despistados, a vivir engañados.

LA  REALIDAD

Nos sacó a la luz algunas de las tragedias del mundo actual:

EL HAMBRE (que se lleva 80.000 vidas cada día),


EL AGUA (que se derrocha en unos lugares mientras a otros apenas llega),


LA ENFERMEDAD (que va paralela al gran negocio de la industria farmacéutica),


LA DIFERENCIA - ABISMO NORTE / SUR (que desgarra las entrañas de la Madre-Tierra que ve como unos pocos, egoístas y delincuentes,  se enriquecen del resto de sus hermanos empobrecidos).


Y pasó a su análisis: ¿POR QUÉ ANDA ASÍ NUESTRO MUNDO?

Y nos hizo poner la vista en: El comercio internacional (que genera pobreza), la industria (brutal explotación de recursos), la deuda externa (se sigue robando a los pueblos), la guerra (otro gran negocio, dónde España es el 6º país exportador de armas), las migraciones (muchos arriesgan su vida, mientras los países receptores negocian con ellos).


Pero ¿HAY ALTERNATIVAS?

Pues sí, que las hay, incluso (afirma Oliveres) hoy hay más posibilidades que nunca para mejorar la situación de la humanidad.

Hay que pasar a la solidaridad: en lo público y en lo privado. 

Es hora de: controlar finanzas, distribuir el trabajo mejor, democratizar sistemas, aumentar la cooperación (erradicando paraísos fiscales, disminuyendo los gastos militares, mejorando la calidad de las transferencias de los inmigrantes y de la cooperación al desarrollo, etc).


Respecto a nuestros comportamientos personales, también hay actitudes que cambiar: en el trabajo (hay que repartirlo mejor, quizá tenemos que renunciar a algo), el consumo (cuidando la huella ecológica que vamos dejando, por ejemplo), nuestra relación con las finanzas (atender a la banca ética, pedir información a la banca de a dónde van sus fondos, no caer en la tentación de dejar dinero a “plazo fijo”,  etc.) y respecto de la fiscalidad (somos contribuyentes ¿qué tal si hacemos objeción fiscal a los gastos militares?...)


Desde aquí invitamos a tomarnos un tiempo para escucharle y sacar algunas conclusiones.


Sobre las migraciones modernas, sobre los “dueños” de la situación...:







No hay comentarios:

Publicar un comentario