Páginas vistas en total

lunes, 17 de enero de 2011

VOLUNTARIADO PARA LA SOLIDARIDAD

SER  SOLIDARIOS  UN  DON


La solidaridad consiste en saber acercarnos con gran sensibilidad a la desgracia ajena para remediarla. Cuando vemos a gente que lo pasa mal, cuando descubrimos alguna realidad que es injusta e insostenible... sentimos que hemos de actuar, que debemos ser solidarios.

Es algo que todo el mundo entiende. Es más, lo contrario, hasta se ve mal... Todos sabemos que ante la desgracia ajena, ¡hay que actuar!.

Sin embargo, no quiere decir que el mundo sea solidario: ahí están las guerras, los secuestros, las mil violaciones contra los derechos humanos...  El mundo no es solidario. El mundo no es justo. El mundo no es fraterno. El mundo no es pacífico ni armónico. El mundo está muy lejos de lo que debiera ser.

Porque el mundo es una tarea: Dios estuvo creándolo durante 6 días... Y vió que todo cuando había hecho... estaba muy bien (Gen. 1).

Y el día séptimo, cesó Dios toda la tarea... NO ACABÓ. CESÓ. Que quiere decir: que la obra de la creación está por acabar... ¿Por qué? Porque Dios nos quiere co-creadores, creadores con Él.  (Es tema para toda una charla).  

Lo que quiere decir que: al haber sido creados “a imagen de Dios”, estamos hechos para:

-         Ser felices (como Dios es Feliz),
-         Vivir amándonos, en comunión (como Dios que es Trinidad),
-         Ser solidarios (como Dios que es, siempre, Salvador).

Sí, eso es, precisamente,  lo que da razón de ser a nuestras vidas. ¿O no?

Pensadlo un momento: ser felices, amando solidariamente, sin fronteras...

Lo que creemos, nos lleva a vivir lo que queremos. Si creemos que vivimos para los otros... nuestros días, nuestras horas, nuestros minutos... serán para los otros. Y eso nos hará ser felices.

Y cuando más lo hagamos, más cerca estaremos del “plan de Dios” y más felices seremos... porque estaremos siendo para lo que hemos sido creados.

En ese sentido, os puedo contar nuestra experiencia: para Reyes (mi compañera) y para mí, los años que pasamos en “misiones”, lo mejor de nuestras vidas. Dimos mucho, y mucho recibimos.

La vida es una gracia, un don. Pero es para ofrecerla. Como dice el poeta (R. Tagore): “la vida se nos da y la merecemos dándola”.  Sepamos ser agradecidos.

Aprovechemos el tiempo que tenemos para SER SOLIDARIOS.

                                                      José-María



No hay comentarios:

Publicar un comentario