Páginas vistas en total

martes, 31 de enero de 2012

ALEGRÍA


La alegría cristiana es por esencia una participación espiritual de la alegría insondable, a la vez divina y humana, del corazón de Jesucristo glorificado. Tan pronto como Dios Padre empieza a manifestar en la historia el designio amoroso que El había formado en Jesucristo, para realizarlo en la plenitud de los tiempos, esta alegría se anuncia misteriosamente en medio del Pueblo de Dios, aunque su identidad no es todavía desvelada. (Gaudete in Domino, Pablo VI, II,1)

lunes, 30 de enero de 2012

EL HAMBRE EN EL MUNDO


UN RETO PARA TODOS: EL DESARROLLO SOLIDARIO

La amplitud del fenómeno pone en tela de juicio las estructuras y los mecanismos financieros, monetarios, productivos y comerciales que, apoyados en diversas presiones políticas, rigen la economía mundial: ellos se revelan casi incapaces de absorber las injustas situaciones sociales heredadas del pasado y de enfrentarse a los urgentes desafíos y a las exigencias éticas. Sometiendo al hombre a las tensiones creadas por él mismo, dilapidando a ritmo acelerado los recursos materiales y energéticos, comprometiendo el ambiente geofísico, estas estructuras hacen extenderse continuamente las zonas de miseria y con ella la angustia, frustración y amargura... No se avanzará en este camino difícil de las indispensables transformaciones de las estructuras de la vida económica, si no se realiza una verdadera conversión de las mentalidades y de los corazones. La tarea requiere el compromiso decidido de hombres y de pueblos libres y solidarios. (Juan Pablo II, Redemptor hominis, 1979, n. 16)

EDUCACIÓN EVANGELIZADORA


Nos conduce a proponer una visión de la educación, más conforme con el desarrollo integral que propugnamos; la llamaríamos la EDUCACIÓN LIBERADORA; esto es, la que convierte al educando en sujeto de su propio desarrollo. (Medellín, 4, 8)

La EDUCACIÓN EVANGELIZADORA asume y completa la noción de educación liberadora, porque debe contribuir a la conversión del hombre total, no sólo de su yo profundo e individual, sino también en su yo periférico y social; orientándolo radicalmente a la genuina liberación cristiana que abre al hombre a la plena participación en el misterio de Cristo resucitado, es decir, a la comunión filial con el Padre y a la comunión fraterna con todos los hombres, sus hermanos. (Puebla, 1026)


DENUNCIA Y PROFETISMO



El Pueblo de Dios es enviado a servir al crecimiento del Reino en los demás pueblos. Anuncia dónde se manifiesta la presencia de su Espíritu. Denuncia dónde opera el misterio de iniquidad, mediante hechos y estructuras que impiden una participación más fraternal en la construcción de la sociedad y en el goce de los bienes que Dios creó para todos. (Puebla. 267)

La Iglesia tiene obligación de poner de relieve ese aspecto integral de la Evangelización (defensa de los derechos humanos), primero con la constante revisión de su propia vida y, luego, con el anuncio fiel y la denuncia profética. (Puebla, 338)

CONVERSIÓN


La originalidad del mensaje cristiano no consiste directamente en la afirmación de la necesidad de un cambio de estructuras, sino en la insistencia en la CONVERSIÓN del hombre, que exige luego este cambio. (Medellín, 1, 3)

Jesús, de modo original, propio, incomparable, exige un seguimiento radical que abarca todo el hombre, a todos los hombres y envuelve a todo el mundo y a todo el cosmos. Esta radicalidad hace que la conversión sea un proceso nunca acabado, tanto a nivel personal como social. Porque, si el Reino de Dios pasa por realizaciones históricas, no se agota ni se identifica con ellas. (Puebla, 193)

COOPERACIÓN Y VOLUNTARIADO


Para hacer una nueva humanidad, con hombres nuevos, y encaminar todos hacia una nueva manera de ser, de juzgar, de vivir y de convivir. Todo esto es UN SERVICIO que nos urge. (Puebla, 350)

CONCIENTIZACIÓN


Lo que la Iglesia propone es aceptado o no en un clima de más libertad y con marcado sentido crítico… (Puebla, 77)

La misión de la Iglesia es también ser agente de una concientización general de responsabilidad común, frente a un desafío que exige la participación de todos. (Puebla 1220)

COMUNIÓN


Cada comunidad eclesial debería esforzarse por constituir para cada Continente un ejemplo de modo de convivencia, donde logren aunarse la libertad y la solidaridad. Donde la autoridad se ejerza con el espíritu del Buen Pastor. Donde se viva una actitud diferente frente a la riqueza. Donde se ensayen formas de organización y estructuras de participación, capaces de abrir camino hacia un tipo más humano de sociedad. Y sobre todo, donde inequívocamente se manifieste que, sin una radical comunión con Dios en Jesucristo, cualquier otra forma de comunión puramente humana resulta a la postre incapaz de sustentarse… (Puebla, 273)

domingo, 29 de enero de 2012

COMUNIDAD ECLESIAL DE BASE (C.E.B.)


Las Comunidades Eclesiales de Base son expresión del amor preferente de la Iglesia por el pueblo sencillo; en ellas se expresa, valora y purifica su religiosidad y se le da la posibilidad concreta de participación en la tarea eclesial y en el compromiso de transformar el mundo. (Puebla, 643)

COMUNICACIÓN


La evangelización, anuncio del Reino, es Comunicación. (Puebla, 1063)

COMPARTIR COMUNITARIO


La Comunidad se formará en la medida en que sus miembros tengan un sentido de pertenencia (de “nosotros”) que los lleve a ser solidarios en una misión común, y logren una participación activa, consciente y fructuosa en la vida litúrgica y en la convivencia comunitaria. Para ello es menester hacerlos vivir como comunidad, inculcándoles un objetivo común: el de alcanzar la salvación mediante la vivencia de la fe y del amor. (Medellín, 6, 13)

CATOLICIDAD


Jesucristo, Salvador de los hombres, difunde su Espíritu sobre todos sin acepción de personas. Quien en su evangelización excluya a un solo hombre de su amor, no posee el Espíritu de Cristo; por eso la acción apostólica tiene que abarcar a todos los hombres, destinados a ser hijos de Dios. (Puebla, 205)

APOSTOLADO


El deber y el derecho del seglar al apostolado derivan de su misma unión con Cristo Cabeza. Insertos, por el bautismo, en el Cuerpo místico de Cristo, robustecidos por la confirmación en la fortaleza del Espíritu Santo, es el mismo Señor el que los destina al apostolado. (Apostolicam Act., 3)

sábado, 28 de enero de 2012

CONCEPTOS PARA UN LAICADO MISIONERO



Nos es importante saber como pensamos, qué quieren decir ciertas palabras para nosotras y nosotros… La comunicación es un acto social vital que nace de la propia persona y le es fundamental para vivir en sociedad. Y no puede haber comunicación real si no sabemos qué es lo que queremos decir cuando utilizamos las palabras. En este blog, desde el que proclamamos nuestra creencia en que ES POSIBLE UN MUNDO MEJOR,  nos interesan temas como es el abismo Norte / Sur, los efectos de la globalización, la paz y la justicia, el anuncio de las Buenas Noticias, así como la denuncia de lo malo instituido, como son los sucios negocios del armamentismo, la trata de blancas, el empleo de mano de obra infantil, el control de la alimentación, las drogas y fármacos que no buscan mejorar la salud de las personas sino el enriquecimiento de sus empresas, etc.

En nuestra página DICCIONARIO DE PALABRAS CLAVES, sin prisas pero sin pausa, iremos poniendo todas esas palabras y expresiones que consideramos importantes para hacer posible, con vosotras y vosotros, una mejor comunicación.

Un abrazo solidario. 







VÍNCULOS:


































































CAMBIAR EL MUNDO