Páginas vistas en total

jueves, 31 de marzo de 2011

AGENDA DE VALORES

 

VALORES DE VERDAD


Creo que no hace falta dar muchas razones, para convender al personal, respecto de que vivimos en una sociedad en la que muchos valores han perdido tdo el peso que tenían. Quizá se entendió que muchos valores eran de un país con una cultura impuesta por un poder político casado con la Iglesia Católica; tal vez es verdad que se habían impuesto modos y costumbres y hasta normas morales que estaban muy influenciadas por los intereses de aquel pacto Iglesia-Estado... Pero luego han llegado otros aires (quizá vientos) que han ido arrancando de nuestras costumbres y habitos culturales ¡tantos valores!. Valores algunos entrañables, valores que, en muchos casos, eran valores de verdad.

Y así, dejaron de valorarse el esfuerzo, y el amor al trabajo bien hecho, y la lealtad, el sentido del honor, el compromiso por la justicia y la honradez..., mientras ganaban puntos el éxito fácil, la competividad sin respeto a los demás, etc., etc.

Desde aquí, propongo hacer una búsqueda de esos valores que creemos que merecen la pena.

Para iniciar la AGENDA os dejo algunos:

AMISTAD: porque todo ser humano necesita tener en quien confiar y con quien compartir actividades, la amistad es un valor universal.

GRATITUD: implica una respuesta a aquella actitud que nace del corazón, en aprecio a lo que alguien ha hecho por nosotros.

LEALTAD: Resulta un compromiso a defender lo que creemos y en quien creemos; implica un corresponder, una obligación que se tiene con otra persona, respecto de haber obtenido algo provechoso de ella.

LIBERTAD:  un regalo precioso que ofrece la vida a quienes la buscan; pero sólo funciona bien cuando hay equilibrio entre los derechos y las responsabilidades y las elecciones están equilibradas con la conciencia.

HONESTIDAD: es saber  actuar siempre con base en la verdad y en la auténtica justicia (dando a cada quien lo que le corresponde).

JUSTICIA: es dar a cada quien lo suyo, conceder a cada persona sus derechos; valor indispensable para la vida en sociedad.

OPTIMISMO: es saber buscar la mejor alternativa para mejorar o alcanzar los objetivos propuestos, es una actitud sencilla y sensata, sin desmerecer en nada el esfuerzo personal.

PAZ:  es algo más que la ausencia de conflictos, quizá es el logro de una auténtica “sociedad civilizada”. También es dejar de buscar en el exterior lo que sólo podemos encontrar dentro de nuestra realidad personal. Quizá es un don de Dios.

RESPETO A LA VIDA: como la  vida es lo más valioso para cualquier ser humano, el respeto a la vida es el mayor de los respetos. Nos es necesario contar con un concepto amplio del término VIDA y ser concientes que no es algo que nos pertenece, sino al revés: pertenecemos a ella.

RESPONSABILIDAD: es asumir las consecuencias de nuestros actos, responder a la causa de los propios actos, es decir, de ser libre.

SOLIDARIDAD: nace del ser humano y se dirige esencialmente al ser humano: favorece el desarrollo de los individuos y las naciones, está fundada principalmente en la igualdad universal que nos une a todos, como consecuencia directa e innegable de la verdadera dignidad de cada uno y todo ser humano.

TOLERANCIA: es el respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias: es actitud y capacidad de escucha a los demás, aceptando el valor de las distintas formas de entender la vida.

VOLUNTARIADO: como el hecho de disfrutar por hacer cosas que sean útiles a otras personas, y hacerlo gratuitamente.





Esperando vuestras aportaciones, os dejo un abrazo solidario,  JMF

lunes, 28 de marzo de 2011

PARABOLA DEL CORRER...

DÉJATE  ALCANZAR


 

Había una vez
                 una persona…

 

  Que corría y corría…

 

  buscando a Dios

 

                 aceleradamente.

 

 

  Corría y corría

  porque la vida es corta

  y tenía que encontrarlo pronto…

 

 

   Corría y corría

   pues le quedaban

   ¡muchos lugares por ver!

 

   Un día,  agotada

   de tanto correr,

   se paró…

 

¡Y…

 

Dios le pudo

             alcanzar!


 

 

jueves, 24 de marzo de 2011

VISUALIZANDO SUEÑOS



OTRO MUNDO ES POSIBLE

Es posible para quienes creen y saben, certeramente,
 que otro mundo es posible.

De igual manera que el desánimo nos paraliza,
la esperanza nos mueve a avanzar.

Por eso es muy valioso aprehender a soñar con un mundo mejor; pues sólo si lo creemos nos comprometeremos verdaderamente con ello. Nadie busca lo que no cree que existe. Sí nos entregaremos a la causa del mundo mejor posible si pensamos que tiene sentido hacerlo.

Por eso, creerlo es el primer paso para lograrlo.

Desde aquí invitamos a quienes nos visiten,
a SOÑAR CON UN MUNDO MEJOR.

Y si nos atrevemos... ¡hagamos nuestro "panel de esperaza" para visualizarlo, para cada día ir creyéndonoslo más y más.

Amiga, amigo: ¡CONTAMOS CONTIGO!




Quizá nos ayudara un poco más de fe...

... y de confianza


domingo, 20 de marzo de 2011

GRANDEZA DEL HOMBRE


Es grande el Universo. Pero mucho más el hombre.

Me asombra el misterio de los agujeros negros en el Espacio. Pero más enigmático es el interior del hombre.

Las profundidades del mar, la riqueza inagotable de la selva, las soledades blancas de Siberia, el ardor de fiebre en el trópico, el viento, la lluvia, la tormenta, la sed agrietada del Sahara, la magia de las noches negras, la sinfonía multicolor de la vida.

Pero más bella la sonrisa de un niño, la arruga de una abuela, la soledad de una muchacha, la lágrima de una madre, el sudor de un hombre para alimentar a su familia, el orgullo mordido por salvar su dignidad.

Bello es el Universo. Pero el hombre es la obra.

Las ideas, para el hombre. El arte, para el hombre. La ley, para el hombre. Dios para el hombre (Ese es el Dios cristiano).

Malditas Pirámides, amasadas con sangre de esclavos.

Malditas Catedrales, levantadas con el sudor de los hambrientos o la compra venta de conciencias humanas.

Maldito Stalin, constructor del canal más largo del mundo con la vida de 50.000 muertos.

Maldita toda religión que honre a su Dios con sangre de becerro, de hombre, o con el clítoris ensangrentado de una niña.

 

sábado, 12 de marzo de 2011

COSAS DE SANTOS

Atributos generales de los Santos 

Báculo de abad: Se encuentra en la forma de una S a partir del año 1500 y acompaña a los abades y abadesas santos.


Báculo pastoral y la Mitra: Se encuentran junto a los obispos santos.

Libro: puede encontrarse junto con todos los santos.

Dragón: Si el dragón se encuentra bajo de los pies, simboliza la victoria sobre los paganos y los herejes.

Bandera: La bandera se encuentra junto con los santos de origen noble, igualmente acompaña a la personificación de la Ecclesia.

Cáliz: Acompaña a las imágenes de los sacerdotes.

Maqueta de iglesia: Se encuentra con los donadores de las iglesias.

Cruz: La cruz acompaña a los miembros de una orden.

Corona: La corona implica la descendencia noble o la recompensa divina, en este contexto se aplica sobre todo a martirizadas virginales.

Lanza: Esta arma acompaña a los soldados santos.

Palmera de martirio: Encima de la rama de la palmera se ven tres coronas.

Lirio: El lirio simboliza virginidad.

Rama de Palmera: Esta rama simboliza la victoria sobre el mundo y la carne, sobre todo por el martirio.

Báculo de peregrino, Bolsa de peregrino, Sombrero de peregrino: Accesorios de los peregrinos.

Globo imperial: Se encuentra en las representaciones de los reyes santos.

Rosario: El imagen de un rosario simboliza la admiración de María.

Espada: La espada acompaña a los caballeros santos y a los decapitados.

Calavera: La representación de una calavera simboliza el rechazo del placer de vivir.

Cetro: Este objeto acompaña los emperadores y reyes santos.



LISTA  DE  SANTOS

CON SUS ATRIBUTOS


- Aarón: Mitra; una franja de campanillas en la parte inferior de la túnica; racional; incensario (atributos del sumo sacerdote); vara florecida.
- Abbaciro: Caja de medicamentos.
- Abbón de Metz: Dos ojos apoyados sobre una copa o sobre un velo.
- Abdón y Senén: Traje persa; gorro frigio.
- Abraham: Cuchillo de sacrificio.
- Abundio de Como: Niño resucitado; ciervo.
- Acacio: Espada y crucifijo; rama espinosa de acacia que usaron para empalarlo; corona de espinas.
- Acaz de Amiens: Espada de madera hundida en el cráneo.
- Adalberto de Praga: Venablo de siete puntas (instrumento de su martirio); águila que veló su cadáver.
- Adán: Laya.
- Adelaida: Maqueta de iglesia; barca.
- Adelfo de Neuviller: Obispo pisoteando un dragón.
- Adjutor de Vernon: Cadenas a sus pies (alusión a su cautiverio en Palestina).
- Adrián: Yunque sobre el cual le partieron los miembros; león de Flandes acostado a sus pies.
- Afra de Augsburgo: Hoguera; piña (armas de Augsburgo).
- Afrodisio: Camello.
- Agapito de Preneste: Fasces de lictor; dos leones acostados.
- Agatón el Silenciario: Cántaro roto.
- Agilulfo de Colonia: Halcón sobre el puño.
- Agrícola de Aviñón: Cigüeña que tritura una serpiente con el pico.
- Agrícola de Bolonia: Clavos.
- Águeda de Catania: Los dos pechos arrancados con tenaza o apoyados sobre una bandeja; cirio encendido en la mano; cuerno de unicornio (símbolo de castidad).
- Agustín de Hipona: Mitra episcopal; corazón inflamado y atravesado por flechas; niño en una playa que extrae el agua del mar con una concha o cuchara.
- Albano de Verulam: Soldado romano cefalóforo.
- Alberto de Lieja: Pala de hornera sobre la que hay tres panes; tres espadas a sus pies.
- Alberto de Siena: Ermitaño de la orden de los camaldulenses; lebrato perseguido por los cazadores que se ha refugiado en la manga de su hábito.
- Alberto de Sicilia: Crucifijo entre dos tallos de lirio; demonio encadenado.
- Alberto Magno: Dominico tocado con bonete de doctor u obispo con la mitra; libro y pluma de oca.
- Aldebrando: Perdigón asado que acaba de resucitar.
- Aldegunda de Maubeuge: Vestiduras de abadesa; ángel que le presenta un libro abierto; una paloma que planea sobre su cabeza con un velo en el pico; un crucifijo tronchado.
- Alejo de Roma: Bordón de peregrino; escalera de la casa paterna bajo la que vivió como un mendigo desconocido; carta apretada en las manos crispadas por la muerte.
- Alfio de Canterbury: Hueso de buey con el cual le habrían dado muerte, en un pliegue de su vestidura.
- Alfonso María de Ligorio: Rosario; crucifijo.
- Alina de Forest o de Bruselas: Brazo arrancado.
- Alonso Rodríguez: Llave (de portero de convento).
- Alpinio de Castelsarrazin: Vestido con una dalmática de diácono, exorciza poseídos.
- Alton: Sierra que usaba para talar árboles que empleó para edificar su monasterio.
- Amable de Riom: Puñado de serpientes en la mano; casa en llamas.
- Amancio de Rodez: Ídolo apoyado en una columna partida por el rayo.
- Amando de Maastricht: Serpiente que él obligó a regresar a su agujero con la señal de la cruz.
- Ambrosio de Milán: Obispo con el báculo y la mitra; colmena; niño en la cuna; reliquias de los santos Gervasio y Protasio que él encontró; azote de tres correas.
- Amelberga de Gante: Ocas salvajes; rey coronado (Carlos Martel) a sus pies.
- Amelberga de Maubege: Esturión.
- Ampelio de Génova: Yunque y martillo de herrero.
- Ana: Manto verde.
- Ananías: Gorro frigio; salamandra.
- Anastasia de Sirmio o de Zara: Senos cortados; caja de ungüentos; hoguera; tijera.
- Anastasio de Salona: Cuerda al cuello; hacha.
- Andrés: Cruz en X; red de pescador.



- Andrés Avelino: Niño Jesús en un cáliz.
- Ángel: Hábito de carmelita; machete de hoja curva hundido en el cráneo; espada en el pecho; tres coronas sobre una palma.
- Ángela de Foligno: Satanás encadenado.
- Ángela Mérici de Brescia: Crucifijo florido.
- Aniceto, papa: Tiara pontificia; rueda.
- Ansano de Siena: Estandarte o bandera de peregrinación; tráquea y pulmones.
- Anselmo de Lucca: Mitra y báculo episcopales.
- Antelmo: Mitra y lámpara encendida.
- Antolín de Pamiers: Barca donde van posadas dos águilas blancas que velan sus reliquias.
- Antonino de Florencia: Hábito de dominico; balanza; bolsa.
- Antonio Abad o de Viana: Cerdo con cencerro; tau con campanillas; llamas del fuego de San Antón; a veces pala y león.
- Antonio de Padua: Un tallo de lirio; Niño Jesús sobre un libro; mula arrodillada ante la hostia; pez.

- Babilas: Cadenas.
- Baco: Collar insignia de los oficiales de la guardia imperial, que se confundió con una collera de esclavo.
- Balbina: Cadenas.
- Baldomero: Yunque, martillo y tenaza de herrero.
- Bárbara: Corona; peña que se abre para protegerla; torre de prisión con tres ventanas; copón rematado en una hostia; cañón o bala de cañón; perseguidor derribado a sus pies; pluma de pavo real; palma del martirio.
- Bartolomé: Cuchillo; piel suspendida de su brazo.
- Basilio el Grande: Cruz de triple crucero; paloma inspiradora posada sobre el hombro o sobre la mitra.
- Batilde, reina: Corona; escala entre dos flores de lis.
- Bavón de Gante: Espada; halcón sobre el puño.
- Beato: Dragón.
- Beatriz: Cuerda al cuello.
- Bega: Corona ducal; siete capillas; gallina incubando siete polluelos.
- Benedicto de Aviñón: Piedra de cantero destinada a la construcción del puente de Aviñón que carga sobre el hombro.
- Benigno: Mitra episcopal; machete plantado en el cráneo; diez leznas hundidas bajo las uñas; dos lanzas en diagonal que le atraviesan el pecho; los pies sellados en una pila llena de plomo fundido.
- Benito: Tamiz partido; copa envenenada de donde escapan dos serpientes; cuervo que lleva un pan envenenado en el pico; cálculo del que librara al emperador Enrique II.
- Benito José Labre: Bordón de peregrino; corona de rosas.
- Benón: Pez que tiene dos llaves en las fauces, casi siempre apoyado sobre una placa de encuadernación de un libro.
- Bernabé: Piedras de su lapidación.
- Bernardino de Feltre: Montepío de tres pináculos.
- Bernardino de Siena: Hábito marrón de franciscano; disco radiante que lleva inscrito el trigrama J.H.S., el primer trazo de la H es una cruz; tres mitras arrojadas a sus pies.
- Bernardo: Cogulla blanca de cisterciense; báculo abacial; mitra apoyada en el suelo; perro blanco; colmena o enjambre de abejas; instrumentos de la Pasión.
- Bernardo de Aosta: Torre con una ventana; demonio encadenado; piqueta de montañista.
- Bernardo Tolomeo: Hábito blanco de olivetano; rama de olivo; escala mística.
- Bernwardo de Hildesheim: Martillo de orfebre; cáliz; cruz.
- Bertino: Barca sin mástil.
- Bertulfo: Águila cuyas alas desplegadas sirven de paraguas al santo.
- Bibiana: Columna de flagelación; haz de varas.
- Blandina de Lyon: Red.
- Blas: Peines de cardar con los que fue desgarrado; cirio espiralado o dos cirios entrecruzados sobre la garganta de un niño que tragara una espina de pescado; cuerno de caza (en Alemania); cabeza de cerdo.
- Bonifacio de Maguncia: Hacha hundida en el tronco de un árbol sagrado de los paganos; evangeliario atravesado por la hoja de una espada; rueda heráldica de Maguncia.
- Brandano de Irlanda: Pez en la mano.
- Briccio: Niño envuelto en pañales que lleva en los brazos; brasas en un pliegue de la capa.
- Brígida de Irlanda: Vaca.
- Brígida de Suecia: Ropa de viuda, abadesa o peregrina; corazón con cinco llagas; corona real arrojada a sus pies.
- Bruno: Estrella sobre el pecho; crucifijo arborescente; mitra y báculo a sus pies; calavera ante la cual medita; rama de olivo.
- Buenaventura: Mitra episcopal; capelo cardenalicio suspendido de un árbol; árbol de la Cruz, rematado en un pelícano; capa ricamente bordada con cabezas de serafines. 
 



- Antonio de Rivoli: Piedras de lapidación.
- Apolonia de Alejandría: Diente arrancado en el extremo de una pinza.
- Aredio: Barca.
- Ariadna: Peña que se abre para esconderla.
- Armelio: Dragón exorcizado con un hisopo y una estola.
- Arnulfo de Metz: Pez que sostiene un anillo en las fauces.
- Atanasio de Alejandría: Barca; triángulo radiante.
- Auberto de Cambrai: Pala de panadero; asno cargado con dos alforjas o dos cestos llenos de panes.
- Augusta de Treviso: Hoguera; rueda dentada.
- Aurea de Ostia: Piedra de molino.
- Aurea de París: Clavos.
- Austreberta: Lobo devorando el asno del convento; palo forrado con tela que se usa para limpiar el horno.


- Calais: Búfalo.
- Calixto, papa: Piedra de molino atada al cuello; pozo donde lo sumergieron.
- Cannat de Marsella: Báculo episcopal y caña (juego de palabras con su nombre).
- Carlomagno: Corona imperial; espada; globo; manto flordelisado.
- Carlos Borromeo: Crucifijo; calavera; cuerda de penitente al cuello.
- Casiano de Imola: Estilo o punzón (con el cual fue martirizado por sus alumnos).
- Casilda: Flores en un pliegue de su túnica.
- Casimiro, rey de Polonia: Lirio; corona y cetro arrojados a sus pies.
- Cástulo: Espada (a título de legionario romano); laya (fue enterrado vivo en una fosa cavada en la arena).
- Catalina de Alejandría: Anillo de los desposorios místicos; rueda dentada del suplicio; espada de la decapitación; cabeza del emperador Maximiano bajo sus pies.
- Catalina de Siena: Estigmas; lirio; corona de espinas.
- Cecilia de Roma: Armonio u otro instrumento musical.
- Cerbonio: Ocas.
- Cipriano de Cartago: Espada de su decapitación; corona del martirio.
- Cira: Zurrón.
- Ciriaco de Ancona: Dalmática de diácono; libro de exorcismos; demonio encadenado; poseída
- Ciriaco de Jerusalén: Cruz de Cristo encontrada por santa Elena gracias a sus informaciones.
- Cirilo de Alejandría: Paloma sobre el hombro.
- Cirilo y Metodio: Cirilo es presentado por el arcángel Gabriel y San Clemente, Metodio por el arcángel Miguel y san Andrés.
- Ciro de Alejandría: Ver Abbaciro.
- Clara de Asís: Custodia eucarística que usó para rechazar al ejército sarraceno; cruz rematada en un ramo de olivo; báculo de abadesa.
- Claro de Nantes: Ojo (se le invoca contra enfermedades oculares y ceguera).
- Claudio: Mitra y báculo episcopales; cruz patriarcal de doble travesaño; niño resucitado a sus pies.
- Clemente, papa: Tiara pontificia; ancla.
- Clemente de Metz: Dragón.
- Clodoaldo: Hábito de benedictino; insignias reales.
- Clotilde, reina: Corona y cetro; escudo cuyas armas son tres flores de lis.
- Coleta: Cordero acostado en sus brazos; alondra; corazón atravesado por tres flechas.

- Colmano de Melk: Hábito de peregrino; cuerda de ahorcado.
- Columba de Sens: Oso encadenado; pluma de pavo real.
- Columbano de Luxeuil: Oso; fuente.
- Conrado de Constanza: Cáliz donde ha caído una araña.
- Conrado de Piacenza: Ciervo.
- Constantino, emperador: Lábaro; cruz.
- Corbiniano de Freising: Oso albardado.
- Córdula de Colonia: Lanza.
- Corentino de Quimper: Pez.
- Cornelio, papa: Tiara pontificia; cuerno.
- Corona: Corona; monedas.
- Coronados (los cuatro santos): Corona y palma del martirio; herramientas de escultor o de albañil.
- Cosme y Damián: Bonete de doctor o turbante; maletín de cirujano; orinal; caja de ungüentos; camello que habla.
- Crispino y Crispiniano de Soissons: Herramientas de zapatero; cuchilla de zapatero; leznas hundidas bajo las uñas de las manos.
- Cristina: Piedra de molino suspendida del cuello; dos flechas en la mano.
- Cristóbal: El Niño Jesús al hombro; bastón o tronco de árbol con hojas que emplea como un bastón para atravesar el vado.
- Cunegunda de Bamberg: Insignias imperiales; maqueta de la catedral de Bamberg; reja de arado al rojo.
- Cuniberto de Colonia: Paloma apoyada en su hombro o sobre su mitra, que le reveló el emplazamiento de la tumba de santa Úrsula.
- Cutberto de Lindisfarne o de Durhan: Cabeza del rey Osvaldo en sus manos; nutria calorífica; columna de fuego.
- Cutubila: Representada como abadesa, con ratas o ratones trepando por su hábito.



- Dámaso, papa: Diamante.
- David el Galo: Paloma apoyada en el hombro.
- David rey de Israel: Honda, arpa o cítara (para calmar el malhumor de Saúl o acompañarse cantando los himnos).
- Demetrio: Armadura, espada y lanza.
- Diáconos (santos): Dalmática, libro de los Evangelios.
- Diego de Alcalá: Pan metamorfoseado en rosas.
- Dimas el buen ladrón: Cadena, cruz, maza que usaron para partirle los huesos de las piernas en la cruz.
- Dionisio de París: Santo cefalóforo, en las manos o sobre un libro lleva su cabeza cortada, entera o a medias, y está enmarcado por ángeles. Sus atributos secundarios son una mitra y cadenas.
- Domingo de Guzmán: Hábito de dominico, blanco y negro; pero blanco y negro (Domini canis) que lleva una antorcha encendida en las fauces; estrella roja encima del nimbo, enla frente o en el pecho; tallo de lirio; rosario.
- Domingo de la Calzada: Puente (que hizo construir sobre el camino de Santiago).
- Domnino: Cabeza cortada en las manos; cáliz.
- Donaciano de Reims o de Brujas: Vestidura episcopal con la mitra y el báculo; rueda horizontal que sostiene cinco cirios encendidos.
- Donato de Arezzo: Cáliz partido.
- Donato de Munstereifel: Haz de relámpagos; gavilla de trigo (que él protege del granizo).
- Dorotea: Corona de flores sobre la cabeza; cesta de flores y frutas del Paraíso que le entrega un angelito.
- Dunstano de Canterbury: Tenaza de herrero calentada al rojo que usó para apretarle la nariz al diablo.
- Dympna de Gheel: Espada, instrumento de su decapitación; demonio encadenado a sus pies.

- Eberhard de Ratisbona o de Salzburgo: Candena; tarreñas o tablillas de leproso.
- Edern de Bretaña, ermitaño: Ciervo que le sirve de montura.
- Edmundo de Canterbury: Mitra episcopal; niño recién nacido o fajado en la cuna.
- Edmundo de Est Anglia: Corona real; flecha en la mano.
- Eduardo el Confesor: Corona real y cetro; anillo entregado a San Juan, disfrazado de mendigo, que siete años después devolvió al rey un peregrino.
- Efrén el Sirio: Santo estilita, de pie sobre el capitel de una columna.
- Eleázaro Sabrán: Lirio; estandarte cruciforme.
- Elena: Corona y manto imperial; instrumentos de la Pasión: cruz del Gólgota, o Vera Cruz y los tres clavos.
- Eleuterio de Tournai: Custodia; maqueta de la catedral de Tournai.
- Elías, profeta: Espada llameante o flamígera; manto; carro de fuego.
- Elifio de Rampillón: Bóveda craneana cortada.
- Eliseo, profeta: Paloma bicéfala apoyada en el hombro; manto que le dejara Elías; vaso de aceite.
- Eloy: A título de herrero, tenaza y martillo, yunque, herradura o pata de caballo cortada; como orfebre, anillo de compromiso o cáliz de orfebrería; en su calidad de obispo, báculo y mitra.
- Emerano de Ratisbona: Escala que usaron para extenderlo y despedazarlo sobre ella.
- Emerenciana: Piedras de su lapidación en un pliegue de la túnica; vientre abierto.
- Emiliano de Trevi: Leones acostados a sus pies; viga.
- Engracia de Zaragoza: Clavo hundido en su frente.
- Enimia de Mende: Vestiduras de abadesa.
- Enrique de Bamberg, emperador: Insignias imperiales, corona, cetro y globo; maqueta de la catedral de Bamberg.
- Enrique de Upsala: Mitra y báculo espiscopales; pisotea a su asesino armado con un hacha.
- Epifanio de Pavía: Cadenas rotas (patrón de los prisioneros de guerra).
- Erardo de Ratisbona: Dos ojos apoyados sobre un libro.
- Erasmo: Mitra de obispo; leznas hundidas bajo las uñas; cabrestante donde se devanan sus intestinos.
- Erico, rey de Suecia: Corona real y cetro.
- Escolástica: Abadesa benedictina con el báculo; paloma que planea encima de su cabeza.
- Eskil de Suecia: Tres piedras de su lapidación en la mano.
- Especiosa: Rosas.
- Espiridión de Chipre o Corfú: Joven pastor que sostiene un aguijón con el cual lo dejaron tuerto; obispo griego con una serpiente de oro.
- Estanislao de Cracovia: Obispo con el báculo y la mitra; a sus pies, el muerto al que resucitó.
- Estanislao Kotska: Lirio.
- Esteban: Dalmática y estola de diácono; piedras de su lapidación sobre la cabeza o en la mano, sobre un libro o en un pliegue de su manto; libro de los Evangelios; palma del martirio.
- Esturnio de Fulda: Báculo abacial y maqueta de la catedral de Fulda.
- Etelreda de Ely: Hábito negro de abadesa benedictina; corona sobre la cabeza o a sus pies; báculo arborescente.
- Eufemia: sierra (instrumento de su martirio).
- Eufemia de Calcedonia: Lirio y palma del martirio; dos cachorros de león acostados a sus pies o un león que le muerde el brazo; espada hundida en el pecho; rueda dentada.
- Eufrósina de Colonia: Palma de martirio y una corona de flores.
- Eugenia de Alejandría: Hábito de monje que ella abre ante el juez para mostrarle los pechos y probar su verdadero sexo, para justificarse de esa manera de una falsa acusación de violación.
- Eugenio de Toledo: Báculo y mitra; bueyes.



- Eulalia de Barcelona: Cruz de San Andrés, pequeña cruz rematada en un disco y palma del martirio.
- Eulogio de Córdoba: Azote o flagelo.
- Eusebio de Vercelli: Piedras o una teja (instrumentos de su martirio).
- Eustaquio: Cabeza de ciervo cruciforme; toro de bronce calentado al rojo en el cual fue asado junto a su mujer y a sus dos hijos.

 
- Edmundo: Aljaba
- Egidio: Cierva, Venado, Hábito benedictino
- Elena de Constantinopla: Cruz
- Elías: Cueva
- Erasmo: Vientos, Cabestrante
- Escolástica: Paloma volando
- Esteban mártir: Piedras en la mano
- Eustaquio de Roma: Ciervo con una cruz entre sus cuernos, Ropa de caza, Crucifijo, Horno, Trompa
- Eutropio de Saintes: Mitra; hacha (instrumento de su martirio).
- Evaldo (dos santos): Espada, maza (instrumento de sus martirios).
- Evangelistas: paloma inspiradora; tintero en forma de cuerno.
- Expedito: Armadura de legionario romano; pisotea un cuervo que grazna y que simboliza la temporalidad o la postergación, a la que se impone eliminando rápidamente todas las dificultades; su emblema personal, inscrito en el travesaño de la cruz que empuña es "Hodie" (Hoy).
- Exuperio de Toulouse: Hisopo o aspersorio, cáliz de vidrio.



- Felipe el apóstol: Columna
- Felipe Neri: Lirio
- Filomena: Ancla
- Floriano: Recipiente con agua, Casa en llamas
- Francisco de Asís: Nió Jesús, Estigma, Lobo, Calavera, Aves, Pez
- Francisco Javier: Corazón en  llamas, Crucifijo, Campana, Cangrejo con una cruz


- Hipólito de Roma, Tierra papal
- Hiólito el Soldado, Ropa militar, Arnés militar
- Huberto: Ciervo con una cruz entre sus cuernos

- Ignacio de Loyola: Las letras IHS en su pecho, Casulla,Eucaristía, Libro
- Inés: Cordero
- Isabel de Aragón: Corona
- Isabel de Turingia: Mendigos, Pobres, Panes, Rosas o flores,      Limosna, Garrafa
- Isidoro de Sevilla: Abejas, Pluma

- Jerónimo de Estridón: Sombrero y ropa de cardenal, León, Cruz, Calavera, Libros, Materiales  para escribir
- Jorge de Capadocia: Lucha con un dragón
- Jose de Nazaret: Niño Jesús, Sierra, Herramientas de carpintero, Lirio, Bastón
- Juan de Berchmans: La regla de San Ignacio, Cruz, Rosario
- Juan Crisóstomo: Abejas, Paloma, Pluma
- Juan de Dios: Limosnas, Corazón,  Corona de espinas
- Juan el Bautista: Cabeza en bandeja,Cordero, Piel de animal
- Juan el Evangelista: Águila, Cáliz con serpiente, Caldera, Armadura
- Juan Nepomuceno: Crucifijo
- Juana: Cordero
- Juana de Arco: EscudoCruz de Lorena
- Judas Tadeo: Espada, EscuadraPorra, Barco
- Justino Mártir: Hacha, Espada



- Leandro de Sevilla: Pluma
- Leonardo de Noblac: Prisionero, Cadenas, Cerradura, Esposas, Pavo real, Lirios, Grava, Piedras sobre un libro
- Lorenzo mártir: Parrilla, Evangeliario, Cruz, Monedero
- Lucas el Evangelista: Toro, Libro, Pincel, Paleta
- Lucía de Siracusa: Bandeja con ojos, Cuerda, Lámpara, Palma
- Luis IX de Francia: Corona de Espinas, Clavos

- Marcos el Evangelista: León con alas, Libro
- Margarita de Antioquía:  Acompañada por un dragón, Dragón con cadenas
- María Magdalena: Recipiente para un ungüento
- Marta de Betania:  Aspergillum, Dragón
- Martín de Porres: Escoba, Comiendo juntos de un solo plato perro, ratón y gato
- Martín de Tours: Oca, Rueda
- Mateo el Apóstol: Hacha, Ángel, Hombre con alas, Alabarda o Lanza, Monedera
- Matías:  Hacha, Alabarda, Cruz, Dados
- Matilde de Rigelheim: Monedero, Limosna
- Mauricio el Tebano: Bandera, Lanza, Escudo
- Maurosacales: Balanza, Muleta, Pala
- Miguel Arcángel: Lucha con un dragón, Dragón, Balanza, Estandarte, Espada

- Millán: Monje montado en caballo
- Mónica de Hippo: Faja, Lágrimas

- Nicolás de Bari: Tres bolas de oro, Tres vírgenes, Barco, Tres Monederos, Ancla, Niño
- Nicolás de Flüe: Rosario

- Oda de Escocia:  Vestido largo con un hombro descubierto, Libro,  Urraca en su mano, Corona bajo sus pies, Bastón
- Oswald: Cuervo

- Pablo de Tarso: Espada, Libro o Rollo
- Pantaleón: Manos clavadas
- Patricio: Cruz, Arpa, Serpiente, Pila Bautismal, Demonios

- Quiteria: Libro con un Salmo del Rey David, Lirio, Palma del Martirio, Perro a sus pies, Corona

- Rafael Arcángel: Pez
- Rita de Cascia: Rosas, Higos, Crucifijo, Espina, con herida en su frente
- Roque: Herida en la Pierna, Ángel, Perro, Pan
- Rosa de Lima: Corona de espinas, Ancla, Ciudad

- Santiago el Mayor: Vieira, Botella, Palo o Bolsa del Peregrino, Llave, Espada
-  Santiago el Menor: Herramientas para batanear la tela, Escuadra de carpintero, Alabarda, Porra, Sierra
- Santiago el Hermano de Jesús: Escuadra de carpintero, Alabarda, Porra, Sierra
- Sebastián Mártir: Flechas en su cuerpo, Corona
- Simón el Cananeo: Hacha, Sierra, Remos cruzados
- Simón Pedro: Gallo, Cruz, Cruz con tres barras, Llaves, Barco



Como todas y todos sabemos, hay muchos más santos. Sirva esta relación como una muestra. Si bien podemos ir incluyendo algunos más con vuestra ayuda. Gracias. 


martes, 8 de marzo de 2011

UN LIBRO RECOMENDADO

 

EN POSITIVO


Aún sin quererlo, cada día, todos los días, estamos oyendo noticias poco agradables: que si la violencia se lleva por delante  a más vidas humanas, que si sube el desempleo (que es otro modo de atentar contra los más indefensos), que si...

Pero, y esto merece la pena: no todo lo que pasa en el mundo es malo e ingrato.

Recientemente ha llegado a mis manos un libro, que he estado hojeando ya varias veces, editado por Manos Unidas, que leva el título de “50 historias de solidaridad”. ¡Valla maravilla!

Comienza con un poema de Eduardo Galeano:

“La utopía está en el horizonte.
Camino dos pasos,
ella se aleja dos pasos,
camino diez pasos y el horizonte
se aleja diez pasos más allá.
¿Entonces para que sirve la utopía?
Para eso, sirve para caminar.”

Nos pone “en la pista” de cómo hay que andar la vida:  con confianza, esperanzadamente. ¿Qué, si no, podemos hacer en nuestro cotidiano avanzar (tantas veces pintado de gris-crisis)?

El libro está lleno de historias (acompañadas de acertadas fotografías). Unas me parece, quizá, más cercanas que otras, pero todas exhalan positivismo. Y detrás de cada historia, un testimonio vivo de hombres y mujeres que creen que otro mundo es posible; y porque lo creen, lo buscan, pelean por él, se entregan con ilusión y alegría, con coraje y amor.

Opción radical de solidaria generosidad que, con simbólica palabra, nos lo expresa Pedro Casaldáliga:
“ Con mi pueblo en lucha, vivo.
Con mi pueblo en marcha, voy.”

Y lo mejor de todo: estas personas nos dan “pistas” para alegrar toda la perspectiva que podamos tener al mirar al mundo. Al respecto, me encanta la frase que deja Edwin Novoa, al contarnos su experiencia en Nicaragua:  “Yo sí que sé lo que voy a hacer. Estos hombres y mujeres, mis hermanos, tienen que creer en ellos mismos. Si yo fui capaz, ellos también. Tienen que descubrir que pueden tomar las riendas de su vida y que pueden hacerlo...”

                                                José-María Fedriani


miércoles, 2 de marzo de 2011

PARA SER FELICES

 

FELIZ ACTIVIDAD



La felicidad es sinónimo de sentirnos útiles:

Al mirar atrás... y ver lo hecho, somos felices.

Al mirar al frente y ver venir los frutos de nuestro trabajo, somos felices.

Al esperar alcanzar algo, al ir acercándonos a ello, nos sentimos felices.


 
La felicidad es realización. Es algo que brota fuera de nuestra persona, que lo sentimos a nuestro alrededor; pero que, en el fondo,... es algo que nace a la par que nuestra mente dirije nuestros actos...: actos que serán los que nos van a llenar (verdaderamente) de felicidad.